martes, 28 de septiembre de 2010

DIEGO MI COMPLICE




Diego está siendo el artífice de las risas y de los buenos momentos. Es el primer regalo de Víctor, así lo veo yo. Desde agosto ha empezado a decir varias palabras seguidas y es divertido escuchar como habla. Cada noche cuando le acompaño a la cama nos damos unos cuantos abrazos, los hay pequeños y grandes.
Diego crece y más desde el 6 de septiembre cuando nació Mario, parece un gigantón al lado del bebé pequeño.
Al crecer se acerca a la edad de Víctor y se aleja de la marcha de él. La angustia en cualquier momento reaparece, con miedo a mirar al futuro, a decir ostras hace ya 10 años, 15 años que Víctor nos dejó, buf, se ponen los pelos de punta y te das cuenta que siempre serás un huérfano de hijo, de un hijo que sin dudar volveríamos a tener.

2 comentarios:

Mar dijo...

Que fotos mas chulas Antonio, me encantan las palabras que las acompañan.
Un beso.

Carmen Rivera Torres dijo...

Hola Antonio!!
Siento que Diego dejó de ser el pequeño para ser el mayor y sin embargo eternamente será el que está entre Victor y Mario...
Qué hermosa es la vida cuando los contemplas!!!

HOY COMIENZA ESTE BLOG QUE DEDICO A MI HIJO VICTOR

El pasado viernes 13/07/07 nuestro pequeño Víctor de 4 años marchó al otro lado de forma repentina.
Poco a poco os iré escribiendo sobre Víctor, a medida que vaya aprendiendo a crear el blog.
Desde aquí en nombre mío y de mi familia envío un fortísimo abrazo a nuestros 3 nuevos amigos, Natxo, Anna y su hija Anna, que perdieron recientemente a su hijo David con los que nos sentimos estrechamente unidos . También quiero dar las gracias a Jorge 'Piñe' por haber estado con nosotros haciéndonos compañía la noche anterior al fallecimiento del nene y a Carmen, a Pilar que nos acompañó en el momento de la despedida y a Mirco que vió como Víctor saltaba encima de su cama, a Javi y Nieves que nos acogieron en Madrid, a Roberto y Merche, a Manu, Luis y Julián que estuvieron las últimas horas al lado de Víctor y a todos aquellos amigos que estuvieron horas antes y después de la marcha. Y tampoco me podría olvidar de la Dra. Esteban que me dió un gran abrazo cuando Víctor murió, ¡gracias por tu sensibilidad!, también quiero enviar un abrazo al enfermero que tan bien trató a Víctor, desgraciadamente no recordamos su nombre, gracias a todos los médicos que se acuerdan de Víctor aunque sólo estuvieran con él dos días. Gracias a la 'senyoreta' Montse Puigbarraca por atender a Víctor siempre que la necesitó, y gracias a ti Montse por darnos la dirección del Blog de David Rovira y Natxo, el destino ha hecho que nos conozcamos, ha sido el mejor regalo que nos han hecho nunca. Gracias Pablo por tus palabras. Encarna ...